Hemos seleccionado las mejores recetas de cremas caseras para que las puedas hacer en casa siempre que lo necesites. Estas recetas cubren una rutina básica de cuidado facial para pieles maduras con cosmética natural casera.

Limpiadora: agua micelar desmaquillante para pieles maduras

El agua micelar además de hidratar la piel, la limpia y es un desmaquillante eficaz incluso contra el maquillaje waterproof o resistente al agua. Esta receta es ideal para pieles maduras y secas. Limpia sin resecar. Una cosmética natural casera fácil de hacer y barata.

Para preparar 100 ml vas a necesitar:

Hidrolato de rosas 51 gr

Jugo de aloe vera 30 gr

Extracto de pepino 6,5 gr

Aceite de ricino sulfatado 4 gr

Vitamina E acetato natural 2 gr

Aceite de Sándalo Amyris Balsamifera 12 gotas

Leucidal Liquid (conservante natural) 2 gr

 ¿Cómo se prepara?

En un vaso de laboratorio, mezcla el hidrolato y la aloe vera.

Añade los demás ingredientes uno a uno, y cada vez que lo hagas remueve bien con una cuchara.

Para un uso más cómodo, consérvalo en una botella con dosificador. Agita antes de usar.

Tónico reafirmante para pieles maduras

Con este tónico reafirmante que tiene propiedades calmantes, activarás la circulación sanguínea del cutis, mejorarás la firmeza y elasticidad de la piel. Esta es una de las recetas más populares de cosmética natural casera.

Para preparar 50 ml vas a necesitar:

Hidrolato de hamamelis 45 gr

Extracto de Kigela 2,5 gr

Aceite esencial de romero 6 gotas

Aceite esencial de Palo de Ho 6 gotas

¿Cómo se prepara?

Es la receta de cosmética natural casera más fácil de hacer. Mezcla todos los ingredientes en un frasco pulverizador. Agita antes de usar.

Sérum antiarrugas

El uso de un buen sérum con propiedades antienvejecimiento es clave para detener los signos de la edad y retrasar la aparición de las arrugas. Una buena hidratación fortalece las defensas naturales de la piel. Y las vitaminas junto con la coenzima Q10 aportan los antioxidantes necesarios para hacer de esta crema casera tu mejor aliada si tienes la piel madura.

Para preparar 100 ml vas a necesitar:

Hidrolato de Neroli 80 gr

Aloe vera 1:200 0,5 gr

Xantana transparente 1 gr

Concentrado de liposomas 5 gr

Vitamina A, C y E en fluido 4 gr

Extracto de Flor de Granada 5 gr

Pantenol 3 gr

Coenzima Q10 en fluido 4 gr

Aceite esencial de Petitgrain 10 gotas

Rokonsal (conservante natural) 1 gr

(opcional: 1 gota de ácido láctico para regular el pH a 5-5,4)

¿Cómo se prepara?

En un vaso de laboratorio mezcla el hidrolato de neroli, la aloe vera y la xantana.

Añade a la mezcla el concentrado de liposomas, las vitaminas, el extracto de flor de Granada, el pantenol, la coenzima Q10 y el aceite esencial de Petitgrain. Bate con la minibatidora.

Añade a la mezcla resultante el Rokonsal y el ácido láctico. Remueve con una cuchara hasta obtener la textura de una crema untuosa.

Cremas caseras: contorno ojos antienvejecimiento

Existen muchas recetas de cremas caseras para el contorno de ojos, pero la nuestra es la mejor. Esta crema de ojos te ayudará a tratar las bolsas y las ojeras para que tengas un aspecto más descansado fresco. El aceite de la semilla del higo chumbo y la grosella negra reducen las ojeras y las bolsas. El hidrolato de Aciano alivia los ojos cansados. Y las vitaminas aportan propiedades antioxidantes y antiarrugas. Una vez pruebes nuestra crema casera tu rostro no volverá a ser el mismo.

Para preparar 30 ml vas a necesitar:

Manteca de karité 5 gr

Olivem 1000 2 gr

Aceite de grosella negra virgen 2 gr

Aceite de semilla de higo chumbo virgen 2 gr

Hidrolato de Aciano 20 gr

Cafeína 0,6 gr

Vitamina A,C y E en fluido 1,3 gr

Extracto de castaño de Indias 1,5 gr

Leucedal Liquid (conservante natural) 0,8 gr

Aceite esencial Immortelle 2 gotas

(opcional: 3-4 gotas de ácido láctico para regular el pH a 5-5,4)

¿Cómo se prepara crema casera?

El proceso de preparación es muy similar a las otras cremas caseras, pero con un pequeño guiño para hacerla aún más efectiva.

Funde en un vaso de laboratorio la manteca de karité y el Olivem 1000 al baño maría.

Una vez derretido, apártalo del calor y añade el aceite de grosella negra y el aceite de semilla de higo chumbo.

En otro vaso, calienta al baño maría la mezcla hasta alcanzar los 70ºC los siguientes ingredientes: hidrolato de aciano y la cafeína removiendo con una cuchara hasta que se disuelva completamente.

Antes de mezclar los dos vasos, comprueba que tengan temperaturas similares (60-70ºC). Bate con la minibatidora durante 2 minutos.

Remueve la mezcla resultante con una cuchara hasta que se enfríe. Añade las vitaminas, el extracto de castaño, el Leucidal Liquid, el aceite esencial Immortelle y el ácido láctico. Bate con la minibatidora hasta que se mezcle bien.

Conservar en un bote de cristal Miron o violeta.

Cremas caseras: hidratante antiedad con ácido hialurónico

Las cremas caseras están de moda y son tendencia. Cada vez hay más gente procupada por los tóxicos que contienen los productos de belleza comerciales. Además, lo natural es el futuro. Cómo preparar una crema hidratante casera para pieles maduras que se pueda considerar una cosmética natural casera. Contiene ácido hialurónico y colágeno que rehidratan profundamente la piel y aportan elasticidad. El aceite de Moringa y la vitamina C y E aportan efectos anti-oxidantes y antienvejecimiento. Las cremas caseras para la piel son muy fáciles de preparar y tienen una gran ventaja, su reducido coste. Puedes preparar cremas caseras con los mismos ingredientes que las cremas más lujosas por una fracción de su coste.

Para preparar 100 ml vas a necesitar:

Escualano vegetal 5 gr

Cera floral 0,5 gr

Manteca de kokum 10 gr

Emulsan 5 gr

Alcohol cetilico 2 gr

Arcilla blanca 2 gr

Aceite de Moringa 5 gr

Aceite de albaricoque virgen 12 gr

Agua destilada 55 gr

Agua destilada 5 gr

Colágeno marino 3 gr

Acido hialurónico de bajo peso molecular 0,3 gr

Germen de trigo en fluido (liposomas) 4 gr

Vitamina A, C y E en fluido (liposomas) 2 gr

Extracto de Centella Asiatica 2,5 gr

Leucidal Liquid (conservante natural) 2,5 gr

Aceite esencial de Jazmín 4 gotas

(opcional: 3-4 gotas de ácido láctico para regular el pH a 5-5,4)

¿Cómo se prepara esta crema casera hidratante?

Funde en un vaso de cristal de laboratorio: escualano vegetal, cera floral de jazmín, manteca de kokum, emulsan, alcohol cetilico, arcilla blanca.

Cuando esté derretido, añade al vaso el aceite de Moringa, el aceite de albaricoque y 55 gr de agua destilada. Bate con la minibatidora durante 3-4 minutos.

Una vez la mezcla anterior se haya enfriado, añade: el resto de agua destilada, colágeno, ácido hialurónico, germen de trigo, vitaminas, extracto de centella asiática, leucetal liquid, aceite esencial de jazmín y ácido láctico. Remueve hasta obtener una textura cremosa.

Conservar en un bote de cristal Miron o violeta.

Además de cosmética natural casera, en nuestra tienda tenemos: